absentismo laboral

Absentismo laboral, posibles causas

Uno de los grandes inconvenientes a lo largo del año en las pequeñas y grandes compañías, es el absentismo laboral, pero más aún es poder descubrir el verdadero origen de las mismas.

Con la recuperación económica, se ha observado un aumento en las bajas laborales, muchas de ellas por uso indebido por parte del “afectado” por disminución de su miedo a perder el trabajo, según el periódico La Expasión en uno de sus artículos, nos hace conocer como el absentismo laboral hace perder  el trabajo equivalente de 900.000 empleados al año, http://bit.ly/2l8FfE1

Sin embargo, otras de las causas que puede llevar a este preocupante consecuencia, son las originadas por el estrés, ansiedad o depresión, debido a situaciones personales y/o de presión o exceso de carga laboral. Por lo tanto, una de los interrogantes que puede surgir a nivel de dirección en una empresa es,

¿Cómo prevenir el absentismo laboral?

Un gran desafío para una empresa, es reconducir y prevenir este virus que afecta directamente en la productividad, para ello no está de más tener en cuenta aspectos como:

La inteligencia emocional: El manejo de una adecuada inteligencia emocional por parte de los directivos y cargos que tienen a cargo un equipo de trabajo, tendrá como consecuencia un manejo adecuado en las comunicaciones y emociones de sus subordinados. Sin embargo, de nada vale, si las personas que son dirigidas no tienen un manejo apropiado de las mismas.  Por lo tanto, una formación continuada en este tema, sin lugar a duda, permitirá que cada individuo presente una evolución positiva tanto en su vida personal como en su campo laboral.

Cada persona, sera responsable de si mismo y verá como su comportamiento y actitud puede influir negativa o positivamente en el otro.

Dejará de ser victima y será el protagonista de su puesto de trabajo.

Será capaz de detectar aquellos aspectos que pueden influir de forma poco apropiada en el desarrollo de su trabajo y del equipo.

Desarrollará la empatia tanto con los clientes internos como con los externos, llevándole por lo tanto a ser una persona resolutiva.

Teniendo en cuenta lo anterior, el resultado no puede ser otro, que una mejora en el ambiente laboral, lo que lleva a cada uno de los que conforman la compañía, a trabajar a gusto y motivados, por lo que la apatía a despertar cada día y dirigirse a su sitio de trabajo desaparece.

Si a todo esto, se le suma, que la presión habitual con la que se lleva un día laboral, se gestiona de forma más adecuada, seguramente el absentismo laboral disminuirá por causas cómo la ansiedad, estrés o depresión.

Otro punto básico, que se aprende dentro de la inteligencia emocional, es la escucha no verbal, lenguaje muy importante, para detectar cuando un integrante del equipo de trabajo, no se encuentra bien, incluso antes de que la misma persona lo detecte, anticipándose así a una reconducción de las posibles causas de su malestar.

Todo lo comentado en este artículo, es un pequeño repaso a algunos de los aspectos, que se pueden tener en cuenta en una organización, que llevan al crecimiento personal y laboral de cada uno de sus integrantes.

 

 

 

Comparte