Diseña tu plan de acción y regresa al trabajo con las baterías cargadas

Plan de acción

Las vacaciones han terminado para muchos y es hora de incorporarse de nuevo al mundo laboral, así que también es momento de trazarse objetivos para los meses venideros, para ello diseña tu plan de acción y regresa al trabajo con las baterías cargadas.

¿Qué ventajas tiene diseñar un plan de acción?

  • Aporta motivación
  • Ayuda a tener objetivos claros
  • Mejora la gestión del tiempo
  • Disminuye niveles de estrés
  • Aumenta la productividad
  • Ayuda a mantener el foco, sobretodo en aquellos días que se tornan difíciles
  • Mejora tu autoconfianza y autovaloración.

Independientemente de que elabores un plan de acción, tus responsabilidades en el trabajo seguirán siendo las mismas, sin embargo, aplicar el plan que has diseñado te ayudará a alcanzar tus objetivos de forma más rápida y efectiva.

Aplicar esta herramienta te permitirá tener un mapa de ruta el cual podrás revisar durante el camino y comprobar si vas en la dirección correcta y qué tan cercano estás de tu destino de llegada.

Antes de ponerte en marcha, responde varias preguntas que te ayudarán a definir tus objetivos:

  • ¿Qué espera la empresa de mi?
  • ¿Cuáles son mis funciones?
  • ¿Cuál es la misión y la visión de la empresa en la que trabajo?
  • ¿Mi desempeño diario está alineado con esa perspectiva?
  • ¿Cuáles son los valores banderas de mi compañía?
  • ¿Soy ejemplo de esos valores?
  • ¿Cuáles son los objetivos que tiene la compañía para este año?
  • ¿Cómo estoy aportando para el logro de esas metas?
  • Aparte de cumplir con mis funciones ¿Qué otro aporte de valor le doy a mi compañía y compañeros de trabajo?
  • ¿Qué me gustaría lograr como reto personal?
  • ¿Hasta dónde quiero llegar en este compañía?
  • ¿Mis acciones y actitudes, me están conduciendo a donde quiero llegar?
  • ¿Qué estoy haciendo hasta el momento, que me ayuda a conseguir mis objetivos?
  • ¿Qué estoy haciendo hasta el momento, que me aleja de mis objetivos?
  • ¿Qué me falta hacer, que hasta el momento no he realizado para llegar a mis metas personales?
  • ¿Qué pasos tengo que dar para lograrlos?
  • ¿Cuál es el primero de ellos?
  • ¿En qué fecha lo voy a dar?

Aparentemente son muchas preguntas, sin embargo no son las únicas y por supuesto a ti se te habrán ocurrido otras cuantas que van más enfocadas a tu escenario laboral.

La última pregunta es vital, pues de nada sirve que tengas un plan de acción diseñado si no tiene una fecha de iniciación.

Por último, imagina que ya has logrado lo que te has propuesto, visualízalo, ¿Cómo te hace sentir el que hayas conseguido llegar a tu meta?, memoriza esta sensación y vuelve a ella cada vez que tu diálogo interior pretenda sabotearte.

 

Una vez, le des inicio a tu plan, diseña estrategias para comprobar que sigues en la ruta que te has propuesto e incorpora a tu vida constancia y perseverancia, serán tus grandes aliados en días de tormenta.

 

 

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *