Resiliencia en el Ámbito Laboral

Resiliencia-en-el-ámbito-laboral

La Resiliencia en el ámbito laboral, es una habilidad social cada vez más requerida para mantener el equilibrio óptimo y clima laboral apropiado dentro de una organización.

¿Qué es la Resiliencia?

En términos generales la resiliencia es la capacidad que tiene el ser humano para adaptarse positivamente a situaciones adversas. Por lo tanto, ésta es catalogada como una habilidad social que se puede trabajar y obtener.

Ahora bien, para desarrollar ésta habilidad, es necesario tener claro el camino a seguir, además a medida que se avanza en el mismo, se conseguirán beneficios a nivel personal que harán que la vida se mire desde un prima mucho más positivo y realista. Algunos de los aspectos que se desarrollan para llegar hasta la resiliencia son la perseverancia y la confianza.

¿Qué la Resiliencia en el ámbito laboral?

La resiliencia en el ámbito laboral, no es otra cosas que la capacidad que tiene el trabajador de ver como  oportunidad de crecimiento, los conflictos, amenazas y debilidades que se puedan presentar dentro de su entorno de trabajo.  Es decir que mas allá de caer en angustia y bloqueo, saca de si una actitud que le empodera, que le permite ser resolutivo y por lo tanto más productivo.

Es decir, para una organización, tener dentro de su plantilla como empleados, a personas con ésta habilidad social les garantiza, mantener dentro de sus entrañas, un equilibrio emocional frente a momentos de estrés, buen desempeño laboral bajo presión, buena capacidad para afrontar situaciones fuera de lo normal y las cuales requieren solución inmediata.

¿Qué hacer para desarrollar la resiliencia en el trabajo?

  1. Conocimiento:  El conocimiento de la organización, de las funciones a desarrollar y de las posibles dificultades que se puedan presentar, dan al trabajador confianza  en su trabajo y le prepara para poder enfrentar situaciones adversas que se puedan presentar y solicitar ayuda si es el caso.
  2. Empatia: siendo la empatia la capacidad de entender al otro y ponerse en su lugar. Dentro del ámbito laboral, permite al trabajador tomar conciencia de la emocionalidad que pueden causar ciertas situaciones dentro del desempeño diario y enfocarse de manera positiva en lo que realmente es importante en dicho momento.
  3. Positivismo: Buscar una mejor solución frente a eventos inesperados, produce en el ser humano la capacidad de aprender a mirar las situaciones bajo varias perspectivas, lo que ayuda indudablemente a posicionarse en la más recomendable y por ende le lleva a una actitud resolutiva.
  4. Socializar: saber cultivar y valorar el trabajo de los demás compañeros de trabajo,  da a las personas la capacidad de desarrollar la confianza en los demás, lo que permite crear la conciencia de apoyo dentro de su equipo.
  5. Flexibilidad: El reconocer que las situaciones o eventos pueden tomar otro curso, puede acrecentar e las personas la capacidad de adaptarse sin malestar para obtener los resultados propuestos.

Las habilidades descritas son algunas entre muchas otras que pueden ayudar a las personas a desarrollar la habilidad la resiliencia. Por lo que hoy esta es la invitación que lanzamos desde Potenciando Excelencia, ser personas resilientes no sólo nos aporta a nivel personal, si no que también nos vuelve personas más valiosas a nivel laboral.

 

 

 

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *