¿Zona de confort, un lugar ideal?

salir zona de confort

Con bastante frecuencia escuchamos en nuestro entorno hablar de la zona de confort,  pero como saber cual es y si realmente estas en ella?.

La zona de confort es un lugar donde poco a poco has ido construyendo tu “casa”, es ese espacio aunque no necesariamente físico más bien mental, en el cual, te sientes seguro, no corres peligro, tus objetivos dejan de ser ambiciosos y además vas con lo ojos cerrados sin enfrentarte a nuevos retos, habitualmente la persona asegura, ya haber cumplido sus aspiraciones y por ende tenerlas cubiertas, por todas estas razones, no pretende traspasar los límites del bello lugar que ha construido.

Emocionalmente la zona de confort, puede disfrazar muchas de las sensaciones en positivas, por ejemplo, puede hacer sentir a la persona, muy segura, cuando en realidad es todo lo contrario para enfrentarse a nuevos objetivos o metas. También puede pasar que se crea que los miedos están superados cuando precisamente lo que no le deja salir de éste “maravilloso” espacio es el propio miedo, etc.

A nivel laboral, la zona de confort es aquella donde el individuo con sus habilidades y competencias se maneja con total soltura, obteniendo buenos resultados sin correr demasiado o nada de peligro, por este motivo ya es reconocido dentro de la organización.

Ahora bien, todo lo anterior está muy bien, si no fuese porque en llega el momento en el que el aburrimiento hace presencia, desmotivando, quitando valor a cualquier actividad que se realice dentro de ella.

¿Cuándo y cómo salir de la zona de confort?

El momento idóneo para salir de la zona de confort, es aquel,  que se presenta cuando te haces preguntas tales como: ¿Qué puedo hacer para sentirme más útil?, ¿Me veo haciendo lo mismo de aquí a tantos años?, ¿Qué tan arriesgado soy, para emprender un nuevo reto ?.

Así que si ésto o cosas muy similares están llegando a tu cabeza, es porque el momento de salir a explorar y encontrar nuevos desafíos está tocando tu puerta.

¿Pero que debes tener en cuenta para hacerlo?,  Antes de saltar bien sea en tu vida personal como laboral, ten en cuenta lo siguiente

  1. Ten un objetivo a largo plazo, claro de lo que quieres alcanzar.
  2. Traza un plan que te lleve a ese objetivo.
  3. Recuerda que puedes desglosar el objetivo a largo plazo, en mediano y corto plazo.
  4. Tiempos preestablecidos para cumplir cada objetivo
  5. Siempre ten más de un  plan para conseguir tus propósitos (Plan A, Plan B y porque no un Plan C)

Te aseguro que con este camino trazado, el salto de la zona de confort, aunque siempre con vértigo, te aportará auto confianza, coraje, valentía, crecimiento personal y sobre todo una vida más sana.

 

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *